Conserva de cerezas

cerezas.jpg

cerezas2-150x150

Es una pena que solamente hay cerezas en verano. Por ello es el momento de prepararlas en conserva y poder consumirlas todo el año. Hay varias maneras de hacerlas, en función de los gustos de cada uno. Es una fruta que acepta magníficamente el licor, por lo que habitualmente se hacen con ron, coñac o kirsch (licor de cereza). Pero también se pueden conservar sin licor. También se pueden hacer con rabo y hueso, o quitarlos previamente. La base de esta conserva es el almíbar, que lo hacemos con agua y azúcar, hirviendo hasta espesar un poco. Se eligen las cerezas, para que sean de un tamaño y una textura adecuada. Se pinchan con un palillo varias veces, para que no revienten al cocer. Se ponen las cerezas con rabo en agua y azúcar en una cazuela a hervir. A los 5 minutos se sacan las cerezas y se añade más azúcar, poniéndolo a hervir a fuego fuerte 10 minutos.  Se ponen las cerezas en botes y se llenan con el almíbar (podría ser mitad almíbar y mitad licor). Se tapan los botes y se meten en una cazuela, cubiertos de agua y que hiervan unos 20 minutos, para hacer el vacío. Dejar enfriar el agua con los botes dentro y posteriormente sacarlos y consumir cuando se desee. Duran más de un año. Esta conserva es ideal para postres, tartas, pasteles y su almíbar es fantástico para mojar bizcochos de una tarta. Combina genial con chocolate, con nata y con crema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s